¿Qué es un día trampa en la dieta?

Noticia: 4/12/19

En Parque Granaita encontrarás multitud de restaurantes donde disfrutar…

Todo tipo de platos: Internacionales, montaditos, pasta, pizzas, hamburguesas, buffés, la comida de siempre… Así como opciones veganas, vegetarianas o bajas en calorías. O nuestro KFC Granada para degustar todo tipo de delicias de pollo. Aunque si estás a dieta, antes de venir a visitarnos probablemente te interese conocer en qué consiste el día trampa en la dieta. ¿Te suena?

¿En qué consiste tener un día de trampa a la dieta?

Antes de nada, aclarar que no es lo mismo el día trampa que la recarga de carbohidratos o refeed, la cual tiene un efecto fisiológico concreto como el de evitar los estancamientos en la pérdida de grasa.

Especialmente de cara a estas fechas de cenas de empresa y comidas familiares, puede resultar interesante conocer las ventajas y desventajas del día trampa en la dieta. Pero, ¿en qué consiste tener un día de trampa en la dieta?

El ‘cheat day’ o día trampa en la dieta es, como puede suponerse por su nombre, sencillamente un día en el que se salta la dieta y se puede comer todo lo que apetezca, sin medir cantidades ni tener miramientos.

¿Cuándo hacer un día trampa en la dieta?

Por ejemplo, es muy común optar por hacer trampa en la dieta en días de eventos sociales en los que se quiera disfrutar de la comida y no pensar en el peso. O en determinados momentos que se necesite una válvula de escape psicológica si es el caso de que te encuentras en una dieta muy estricta.

Hay que tener en cuenta que el día trampa tiene más ventajas en determinadas dietas. Mientras que en otras directamente no es recomendable. Por ejemplo aquellas bajas en calorías que buscan una gran pérdida de peso.

En cambio, se conocen más propiedades del esta trampa en la dieta en las dietas fitness y de culturismo.

¿Cuáles son las ventajas de hacer un ‘cheat day’?

Una de las grandes ventajas de hacer una excepción en la dieta algún día que se salga a comer fuera o se tenga un evento social, es que podemos liberar la mente de la presión de tener que comer siempre el mismo tipo de comida. Además, en muchos casos también es como una liberación y recompensa por el trabajo bien hecho durante la semana.

Otra ventaja es que tener un día trampa puede ayudarnos a no tener pequeñas tentaciones a lo largo de los días normales de dieta, especialmente entre semana. Dejando una comida o cena a la semana en la que podamos comer lo que nos apetece puede ser útil para seguir la dieta durante más tiempo sin abandonar.

Por otro lado, los días trampa sirven para que el cuerpo se sorprenda y no acumule tanta grasa para esos momentos en los que ésta es escasa en la dieta.

¿Cómo prepararse para saltarse un día la dieta?

Caer en una comida trampa de vez en cuando se convierte en algo inevitable. Por lo que lo ideal es saber cómo afrontarla de la manera correcta. Y esto puede empezar los días antes. Por ejemplo, si sabes que se acerca un día de comilona, intenta controlarte más aún los días previos. Y no olvides dormir lo suficiente, ya que la falta de sueño tiene un fuerte impacto en la resistencia a la insulina y afecta al auto-control con la comida.

También puede ayudar beber una gran cantidad de agua durante el día que vaya a saltarse la dieta y no dejar el entrenamiento de lado esa mañana.

Durante el día trampa habrá que intentar comer más comida de calidad y proteínas. Mientras que mejor dejar para lo último los carbohidratos refinados. Y aunque se coma de todo, tampoco hay que pasarse con las cantidades, especialmente si se trata de comida rápida o con poco valor nutritivo.

0Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*